lunes, 26 de julio de 2010

Vivir la historia

Domina, se queda con ella en la mitad de la cancha, la tiene, le paga al arco GOL. Muntari, gol de Ghana…..

Ghana nos hace un gol en la última jugada del primer tiempo y por primera vez en lo que va del mundial veo a Uruguay en desventaja en el marcador. Hasta acá llegó mi tranquilidad, los nervios me invaden. Me paro, y hasta que finalice el encuentro no vuelvo a sentarme. Le mandó una mirada de preocupación a mi amigo: “Aguanta, lo levantamos en el segundo” me dice. Yo no estoy tan seguro.

A ver si dobla Diego, a ver si dobla Diego, doblo, GOOOOOOOOOLLLLLL…….URUGUAYO…….Forlán……

Como durante todo este mundial grito el gol hasta lo que me da la garganta. Salgo al jardín de la casa de mi amigo: “Uruguay carajoooooooooooooo”, grito de vuelta con todo mi ser. A la distancia se escuchan fuegos artificiales, estamos de vuelta en carrera.

Se va expulsado y llorando Suarez. Le va a pegar Gyan, va Gyan……….LO ERRRRRROOOOOO, LO ERRRRRRRROOOOOOOO GYAN Y TERMINO.

Penal y expulsión en el minuto 121 del alargue, entro en un estado de shock que me acompañará los próximos 15 minutos. Mis ojos no dan crédito a lo que ven, no lo puedo creer, de una falta inventada, viene un penal para Ghana, me quiero morir. “No nos merecíamos esto” pienso. Veo como se acomoda Gyan, solo una palabra define este momento, resignación.
Veo como esa pelota se estrella en el travesaño, salto de alegría, no lo puedo creer. Una nube de irrealidad empieza a formarse alrededor de la situación, entro como en un estado de trance. Mi amigo lo grita como si fuera un gol, salta, putea y grita con todo.

El Seba, el Seba, el Seba toma carrera, vaaaaaaaaaa GOOOOOOOOOOOLLLLLL, GOOOOOOOOOOOOOLLLLLLL, GOOOOOOOOOLLLLLLLL……..URUGUAYYYYYYYYYYYYY, URUGUAYYYYYYYYY, URUGUAYYYYYYYY…………..

Grito, pero es un grito distinto a todos los que he vivido por futbol. En seguida me abrazo con mi amigo y saltamos de alegría como si fuéramos unos chiquilines, no lo podemos creer, no lo puedo creer.
Pasado ese momento mágico, salgo al jardín, “Uruguay la con….. de la madre!!!!!!!!!” grito hasta que me falta el aire. Como hincha de fútbol, viví muchos momentos emocionantes, pero nunca algo como esto. Me siento en un banco, y ahí caigo en cuenta, Uruguay está entre los 4 mejores del mundial. Y ahí nomás con esa revelación pasa algo que nunca jamás me había pasado en mis 24 años de vida. Lloro de alegría. Después de tantas frustraciones, de tanto sufrir con la celeste, se me dio. Pasé toda mi vida escuchando a mi viejo hablar de las glorias de Peñarol, o a mi abuelo hablar del triunfo del 30 y de la gesta del 50, y nunca pensé que yo viviría algo parecido. Mientras las lagrimas siguen cayendo por mis mejillas, agradezco a este equipo, a esta selección. Por primera vez, desde que soy hincha de fútbol no escucho la historia, por primera vez la vivo.

¡GRACIAS MUCHACHOS!

(Las frases en cursiva son transcripciones del relato de Carlos Muñoz que realizó para Espn Radio Rivadavia. Vale la pena escucharlo, emocionan a cualquiera)

2 comentarios:

NUMAN dijo...

Te saluda un no-futbolero, que vió como en esta ciudad del norte de españa, muchos yoruguas se envolvieron en banderas nacionales y muchos ciudadanos locales le saludaron felicitándole por como metieron nuestros compatriotas en la cancha.Si,emociona!

Andrés dijo...

Y aca te saluda un futbolero de ley,que no sabes lo que sufrio en estos 24 años por la selección. Siempre con ella y normalmente con más frustraciones que alegrías, tal vez por eso lo sentí tanto este logro. Ni en mis mejores sueños esperaba algo así, fue de esas alegrías que no entendés mucho si lo estas soñando o si es realidad.
Algo medio alejado de lo que es normalmente la temática de este blog, pero me parecía que era necesario agradecer.