sábado, 3 de octubre de 2009

El fin de la primavera




Cuando hablamos de manifestaciones sociales ocurridas en 1968, a mucha gente le vendrá a la mente el “Mayo francés”. Sin embargo, hoy no pienso abordar ese tema, sino realizar una mención a un acontecimiento que ocurrió del otro lado de la cortina de hierro, y que por alguna razón, obtuvo menor publicidad que lo ocurrido en Francia.

Habían pasado más de 10 años desde la última vez que una de las naciones “satélites” de la URSS había intentado liberarse del yugo soviético, y embarcarse en los caminos de su propia soberanía. Hungría había pagado caro su “osadía”, y por más de una década ninguna nación de Europa del Este se atrevió a manifestarse contra la todopoderosa URSS. Sin embargo, una combinación de escaso crecimiento económico, sumado a la ausencia de libertades solo podía tener un resultado. En enero de 1968 los checos intentaron llevar adelante una serie de medidas tendientes a crear un socialismo más democrático, la “Primavera de Praga” había comenzado.

Por ese entonces Alexander Dubcek, un comunista reformador, había tomado las riendas del Partido Comunista de Chescolovaquia. Sinceramente preocupado por las penurias de su pueblo, Dubcek propuso llevar adelante una serie de reformas tendientes a crear un “socialismo con rostro humano”. Las medidas incluían crear una economía mixta, debilitar las políticas represivas, permitir en cierto grado la libertad de expresión, terminar con el sistema de partido único y federalizar el país, otorgándole al pueblo eslavo la posibilidad de crear un estado autónomo.

Por supuesto que Moscú no vio con buenos ojos esta situación, y a pesar de que Dubcek siempre afirmó que nunca renunciaría a los preceptos generales del comunismo, decidió invadir militarmente el país y acabar con la revolución “burguesa”. En la noche del 20 de agosto de 1968 tropas del Pacto de Varsovia invadieron el país. Dubcek pidió encarecidamente al pueblo checo que no se resistiera, y este reaccionó adoptando una oposición no violenta. De todas formas centenares de checos fueron asesinados y varios cientos heridos.

Aplastada la revuelta popular, Dubcek fue detenido y destituido. Su sucesor, Gustav Husák, se encargó de eliminar todas las reformas que el régimen anterior había efectuado, y se realizó una purga generalizada buscando eliminar los elementos “reaccionarios” del sistema.

La represión de la “Primavera de Praga” se recuerda como uno de los actos más imperialistas que la URSS llevó a cabo en su historia. Como había ocurrido otras veces en el pasado, la gran potencia comunista no dejaría jamás que uno de sus “satélites” intentara recuperar su soberanía, o intentara la puesta en práctica de un socialismo que se apartara de la versión soviética.

6 comentarios:

NUMAN dijo...

Palo y palo al sovietismo!!Como estamos hoy ehh!!
Después paso y comento,es un interesante trozo de la historia,sin duda.Me gustaría saber que te motivó a escribir sobre ello.
Saludos!

Andrés dijo...

Numan, varias razones me llevaron a escribir este articulo. Primero hace un tiempo estaba repasando algunos apuntes sobre hechos de la guerra fría y la "Primavera de Praga" siempre me cautivo. Sin mencionar como digo en el artículo, que todo el mundo se llena la boca con el mayo francés y de estos hechos, nada de nada.

Por otro lado no se si esto ocurre solo en los ámbitos en los que yo me muevo, o se debe a un desconocimiento de la historia de la Guerra Fría, pero muchas veces me quedo con la impresión de que la gente piensa que EE.UU era la única potencia imperialista del conflicto y se olvidan o no saben que la URSS en el mejor de los casos fue igual de imperialista. Me parece que como la URSS fue la potencia derrotada, no se recuerdan con la misma intensidad las atrocidades que ésta cometió no sólo con su pueblo, sino con sus pueblos vecinos

El Pi dijo...

La URSS, querido Andres, era la otra cara de la moneda. (La otra era, por supuesto, EEUU). Pregonaba lo mismo que el Imperio Occidental, la expansion, represion, invasión y digitacion de su parte del mundo, pero visto como un espejo invertido.
Internacionalizó una ideologia y pisoteó todo lo que cayó sobre su gran bota.
Diciendolo sin vueltas, la URRS era unaMierda! al igual que Estados Unidos...
Hizo del COmunismo un "fantasma rojo"...lo banalizó...
Una "revolucion" que daba todo digerido, te manejaba cual marioneta, no incentivaba el debate, no establecio un Estado al Servicio del Pueblo...ta, mil cosas...
un abrazo

Augusto Vázquez dijo...

Es muy interesante lo que has escrito. Mejor viene leerlo en estos momentos en que he oído tantas personas con discursos comunistas a los cuales considero que definitivamente ya fueron superados. Todavía me sorprendo en como estudiantes universitarios(como yo)se engañan a sí mismos sieguiendo la supuesta ideología comunista de políticos que se dicen de izquierda,a pesar de que su conducta no sea tan izquierdista.No considero que esté mal seguir dichos partidos, pero que por lo menos tengan alguna noción de lo que proponen y de lo que realmente son.
Mi blog:augusto-vzq.blogspot.com Espero visitas.

NUMAN dijo...

Augusto,adhiriendo a la visión de Pi sobre que la URSS era la otra cara de la moneda/USA...No se puede superar lo que no se ha alcanzado.
El Comunismo en los libros es una cosa,y en las bocas (y las armas)de los oligarcas encumbrados en Dictaduras a lo soviético,otra cosa muy distinta.
Por otro lado ver lo que una visión política realmente es,se ve en los hechos,en el gobierno.No en los discursos ni en las etiquetas.Se ven las obras,los resultados.Las palabras son engañosas,o en todo caso conducen a engaño.
Saludos!

Andrés dijo...

Augusto, todo un tema lo que decis. En lo particular siempre me sorprendió lo poco que conocen los que se autoproclaman comunistas sobre la ideología que defienden.
Pi, Numan pero siguiendo su razonamiento yo podría argumentar que el liberalismo en el "papel" es una cosa, y lo que vivimos en la realidad no se parece en nada a eso. En lo personal creo que hay que ser un poco más critico con el comunismo. El mismo, por lo menos en su versión marxista, propone y estipula que es NECESARIO imponer un estado AUTORITARIO, y todo sabemos en que desembocan los autoritarismos, vengan de donde vengan